Fr. Luis F. González Rivera OFM.Cap.

Santa Misa de Exequias
Fr. Luis F. González Rivera, OFM.Cap.

En la mañana del 22 de diciembre del 2020 a las 10:30am en la Parroquia San Antonio de Padua, Rio Piedras, Puerto Rico. Tuvo lugar la celebración exequial de nuestro Fray Luis Francisco González Rivera OFM.Cap. Celebración presidida por nuestro Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de San Juan: Mons. Alberto Arturo Figueroa Morales y la presencia del nuestro Obispo de la Diócesis de Fajardo- Humacao: Mons. Luis Miranda Rivera. Junto a la presencia de todos los hermanos, entre los cuales destacamos la presencia de Fray José Ángel, Vicario General OFM.Cap. y familia inmediata de nuestro hermano, Doña Aurea, Abel y Axel. 

A continuación el mensaje de nuestro custodio Fray Ramón Hiram Negrón Cruz OFM.Cap.

Paz y Bien,

San Francisco le da la bienvenida a la hermana muerte: Un día el médico Buongiovanni, amigo suyo, forzado por el Santo a decir la verdad, le confesó sin rodeos que su mal era incurable y que moriría a finales de septiembre o, todo lo más, a primeros de octubre. Oído lo cual, exclamó: ¡Bienvenida mi hermana muerte!. Nosotros sus hijos sabemos que la esperanza cristiana de la Resurrección es lo que fortalece el corazón dolido por la separación física de un hermano que muere.  Hoy la familia capuchina en Puerto Rico, entrega un hijo a Dios, (Doña Aurea, junto a sus hijos Abel y Axel, así también lo hacen) Un hijo que supo dar lo mejor de si para acompañar un pueblo necesitado del amor y el conocimiento de Dios. Fray Luis, es el hermano simple, sencillo, creativo y alegre que la vida nos regalo. Hoy el corazón elevado a Dios es para Dar Gracias por su vida y ministerio.

Quiero dar gracias a Mons. Alberto Figueroa, obispo auxiliar de San Juan, el cual generosamente ha venido acompañarnos en este momento. Gracias por sus Palabras y por su afecto a Fray Luis y a Nosotros los Capuchinos.  Agradecemos a Fray José Angel Torres, vicario general de la Orden, que nos ha acompañado en estos momentos; y nuestro Provincial Tom Betz, que no ha podido estar, porque otro hermano en la Provincia también nos ha muerto.

La familia Capuchina, brinda un caluroso abrazo a Doña Aurea, Abel y Axel; y familia. Hemos vivido unos días, largos y fuertes, días de alegría y tristeza; pero la oración, la fe fueron dándonos camino de esperanza. Tengo que decir que en mis adentros solo pedía a Dios que se levantara de esa cama, pero como María Santísima, he tenido que ante la voluntad de Dios decir: “Hágase tu voluntad”. 

Fray Luis era único, y su alegría hacia que tantos encontraran en él un amigo, un hermano. Tenía una mente privilegiada y con sus manos y el arte que tenía pudo plasmar toda la belleza del misterio de Dios que en su ser habitaba. La Navidad y la preparación de los belenes marcaron sus últimos años, así que este momento que vivimos es el mejor de sus momentos. Navidad era luz para El, ahora vive con La Luz; era alegría y ahora brilla de Gozo con su niño Dios.

Gracias, hermanos capuchinos, por sus oraciones y su cariño en medio de estos días. A la comunidad que se ha unido a través del internet, se que hubieran querido estar aquí con nosotros y con la Familia de Fray Luis, pero no podíamos permitir una actividad mayor por la realidad sanitaria que estamos experimentado. Espero puedan comprender. Gracias.

Ante la eminente muerte de San Francisco, un fraile, tal vez fray Elías, le comunicó su próxima partida y, para preparar su ánimo, le dijo que su muerte, aunque dolorosa para los hermanos y para muchísimas personas, para él supondría un gozo infinito, el descanso de sus fatigas y la mayor de las riquezas. Y lo invitó a dar a todos ejemplo de serenidad y gozo. La respuesta de Francisco fue llamar a fray Ángel y fray León y ponerse a cantar el Cántico del hermano Sol, al que le añadió una nueva estrofa, que decía: Alabado seas, mi Señor, por nuestra hermana muerte corporal, de la que ningún hombre vivo puede escapar. ¡Ay de los que morirán en pecado mortal! ¡Dichosos los que encontrará en tu santísima voluntad, pues la muerte segunda no le hará mal.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.