Formación Permanente

LA FORMACION PERMANENTE

La formación permanente es el proceso de renovación personal y comunitaria y de adaptación coherente de las estructuras por el cual nos capacitamos para vivir siempre nuestra vocación según el Evangelio en las situaciones reales de cada día.

Aunque afectando de modo unitario toda la persona; la formación permanente tiene un doble aspecto: la conversión espiritual, mediante el continuo retorno a las fuentes de la vida cristiana y al espíritu primigenio de la Orden y su adaptación a los tiempos; y la renovación cultural y profesional, mediante una

puesta al día que pudiéramos llamar técnica. Todo lo cual favorece una mayor fidelidad a nuestra vocación.

.

Cerrar menú