Fraternidad Madre del Buen Pastor

Barranquitas, Puerto Rico

NOVICIADO

El noviciado es un período de iniciación de más intensa y profunda experiencia de la vida evangélica franciscano-capuchina en sus exigencias fundamentales; presupone una decisión firme y libre para abrazar y probar nuestra forma de vida religiosa (Const. 31, 1)

Ofrecerá una experiencia más profunda de nuestro carisma y pedirá los signos vocacionales requeridos en él.

Tendrá como meta la primera consagración religiosa, de carácter transitorio.

OBJETIVO:

Ayudar al novicio en la profundización de la vida de los hermanos menores capuchinos para abrazar nuestro estilo de vida. Para ello deberá afianzar: El fortalecimiento y despliegue de su realidad humana y su capacidad para la vida en fraternidad. El desarrollo de su vida interior por medio de tiempos de oración más intensos, la práctica del silencio, la contemplación y su vivencia de la fe. La asimilación del valor del trabajo manual como expresión de una vida pobre y austera. La transparencia, con una apertura personal más íntima. La madurez afectiva, por medio de un desarrollo progresivo de la personalidad. La religiosidad, a base de compromisos cada vez más hondos en la relación con Dios, descubierto en Jesucristo por el Espíritu, que le lleve a asumir una vida obediente, sin nada propio y casta. La apostolicidad, entender y sentir la vida religiosa como apostólica y misionera, con una atención periódica a los pobres y a los necesitados. La vocación, a través de una asunción creciente del ideal franciscano-capuchino.

El 16 de julio, en la fiesta de la Virgen del Carmen, ha tenido lugar el inicio del Noviciado Capuchino Común entre Puerto Rico y República Dominicana en la Fraternidad de María, Madre del Buen Pastor en Barranquitas. 

La celebración de la Santa Misa presidida por Fray Ramón H. Negrón Cruz, OFM Cap; Custodio Provincial y en compañía de hermanos de las fraternidades en la Isla, fue especialmente engalanada con la investidura de cinco jóvenes que han pasado a esta etapa de formación, uno de los periodos mas importantes de la vida religiosa. 

El noviciado, llamado también el año de la prueba, es el año en que el candidato hace su entrada oficial en la orden.Es un año determinante que tiene como objetivo que el novicio tenga una fuerte experiencia de Dios y experiencia de la fraternidad. Por este motivo, la vida de oración y la vida fraterna son los ejes fundamentales, los hermanos van vislumbrando así el futuro de su vida consagrada.

Terminado el año canónico del noviciado se emite la profesión temporal que se hace por un año y se va renovando cada año hasta que se hace la profesión perpetua.

Oremos por estos hermanos nuestros para que continúen guiando su caminar según la voluntad de Dios teniendo fe recta, esperanza cierta y caridad perfecta. 

Formadores

Fray Juan Antonio OFM Cap.

Maestro de Noviciado

Fray Pedro OFM Cap.

Vice Maestro

Fray Jaime OFM Cap.

Hermano Acompañante

Formandos

Fray Alfredo

República Dominicana

Fray Christian

Puerto Rico

Fray Elvin

República Dominicana

Fray Ian

Puerto Rico

Fray Yerson

República Dominicana